Película
Película "Seis mujeres para el asesino" (1964)

Existen películas q, aunque no alcanzaron un éxito comercial masivo en su momento, han dejado una huella indeleble en el género y en los cineastas que vinieron después. “Seis mujeres para el asesino”, dirigida por el maestro italiano Mario Bava en 1964, es precisamente una de esas joyas. Este artículo se sumerge en el estético y narrativo mundo de “Seis mujeres para el asesino”, destacando su papel pionero en el cine giallo y su influencia perdurable en el cine de terror.

La Magia Visual de Bava

Desde los primeros minutos de “Seis mujeres para el asesino”, es evidente que Mario Bava no era un director ordinario. Su habilidad para usar colores saturados y una iluminación expresionista no solo define el tono de la película sino que también crea una atmósfera única que se siente casi onírica. Bava, utilizando técnicas innovadoras para su tiempo, logra sumergirnos en un mundo donde el estilo visual no solo complementa la narrativa sino que también la eleva, convirtiendo cada escena en una obra de arte. La forma en que la luz y la sombra juegan a lo largo de la película no solo intensifica el suspense sino que también añade una capa de profundidad psicológica a la historia.

Un Pilar en el Género Giallo y su Legado

La trama de “Seis mujeres para el asesino” gira en torno a una serie de brutales asesinatos en una casa de moda de Roma, creando un misterioso rompecabezas que se va desarrollando ante nuestros ojos. Esta narrativa, que combina elementos de misterio con terror psicológico, no solo captura la esencia del giallo sino que también establece un modelo para futuras películas de terror y slasher. Bava introduce un asesino enmascarado cuya identidad permanece oculta, un elemento que se volvería icónico en el género. A través de una violencia gráfica estilizada y un suspense meticulosamente construido, la película desafía y redefine las convenciones de su tiempo, marcando el camino para lo que vendría después en el cine de terror.

De Giallo a Slasher: El Legado de “Seis mujeres para el asesino”

El impacto de “Seis mujeres para el asesino” en el cine de terror es monumental. Su influencia puede rastrearse en el desarrollo del cine slasher de los años 70 y 80, donde la figura del asesino enmascarado y los asesinatos creativamente estilizados se convirtieron en tropos fundamentales. Películas como “Halloween” de John Carpenter y “Viernes 13” deben una deuda estilística y temática a Bava. A lo largo de los años, “Seis mujeres para el asesino” ha sido reevaluada por críticos y académicos, quienes la consideran no solo una pieza clave en la historia del cine giallo sino también un estudio esencial en el uso del color, la luz, y la atmósfera en el cine.


“Seis mujeres para el asesino” trasciende su estatus como película de terror para convertirse en un estudio sobre la estética del miedo, un testimonio de la visión innovadora de Mario Bava. Aunque en su momento pudo haber sido relegada a la categoría de cine de género, su revalorización crítica y su influencia perdurable en el cine de terror demuestran que es mucho más que eso. Para los aficionados al cine de terror o aquellos interesados en la evolución del lenguaje cinematográfico, esta película es una cátedra magistral de cómo la forma y el contenido pueden fusionarse para crear una experiencia inolvidable.

Si eres un aficionado al cine de terror o simplemente te interesa la historia del cine, ‘Seis mujeres para el asesino’ es una película imperdible. ¿Qué opinas sobre el legado de Mario Bava y su influencia en el género giallo y slasher? Comparte tus pensamientos en los comentarios.

Este análisis de “Seis mujeres para el asesino” demuestra que el cine de terror, en manos de un maestro como Mario Bava, puede trascender las expectativas y convertirse en un arte influyente y atemporal. A través de su innovador uso del color y la luz, junto con una trama que mantiene a los espectadores al borde de sus asientos, Bava no solo creó una obra maestra del cine giallo sino que también sentó las bases para futuras generaciones de cineastas de terror. La película es un testimonio de cómo el cine puede explorar las profundidades de la psique humana, mientras nos entretiene y nos aterroriza a partes iguales.


Lee también: “Link, El Sanguinario” (1986): Una Joya Oculta del Terror

“Link, El Sanguinario” (1986): Una Joya Oculta del Terror